Foto De Perfil Para Redes Sociales

Reservas y cancelaciones con una semana de antelación en el 633 358 683 vía mail a info@ indicando tus datos personales y código del cupón. El pié de foto es un texto que puede provenir del fotógrafo, de la agencia que emite la fotografía, del medio que la publica del documentalista y constituye parte del mensaje a analizar. Da un sentido ideológico, de tal manera que ofrece un juicio sobre lo que la imagen no puede presentar de un modo asertivo; así pues, da consignas al lector para que éste interprete lo que está viendo de una manera de otra.

Esto es paradigmático en las fotonovelas, pero también es característico del pié de foto en muchas fotografías de prensa. El texto contribuye a reconstruir el universo representado situando la fotografía en unas coordenadas espacio-temporales precisas, construyendo los caracteres de los personajes y ofreciendo un cuadro de interpretación dentro del cual lo que nos presenta la foto se hace verosímil. El texto resume algo como parte de algo mucho más extenso, es decir, trata de superar el problema de la detención del tiempo característico de la fotografía para construir una narración de la cual forma parte representativa la propia foto.

El valor informativo y documental del texto, por estos efectos narrativos y lingüísticos, es enorme de tal manera que constituye realmente parte inseparable del documento fotográfico en su presentación y, sobre todo, en su recuperación, porque por su especificidad lingüística son más fácilmente tratables en sistemas de recuperación documental. Es obvio, por tanto, que la ficha de representación de cada fotografía incluirá todo éste material textual repartido convenientemente en los diversos campos que la ficha de representación tenga previstos: Títulos construidos, pie de foto, resumen analítico.

Un retrato familiar de 1870 (Figura 3) se transforma en un documento de carácter social en el que es posible estudiar usos y costumbres de la época (RIEGO, 1994) , por ejemplo, las vistas de ciudades acaban constituyendo una fuente importantísima para el estudioso de la historia local. Algunos elementos del cuadro pueden aparecer desenfocados, pero no por eso dejan de estar en la imagen y a veces tienen una gran importancia en la interpretación definitiva de la foto.

A) En el momento de su creación la fotografía está cargada de subjetividad; desde el punto de vista del fotógrafo ninguna imagen es neutra, el fotógrafo mira a través del visor de una cámara (condicionante técnico) y proyecta su intencionalidad, su modo de ver (condicionante individual) sobre lo fotografiado. Si se trata de fotografía de prensa habrá que tener en cuenta la ideología del periódico (condicionante editorial). El fotógrafo escoge lo que quiere fotografiar y deja fuera lo que no le interesa que aparezca. Campo con formato de fecha que indica cuándo ha entrado la fotografía en el sistema documental.

Regulación de apertura de diafragma que influye sobre la luz y sobre la profundidad de campo, permitiendo que elementos aparentemente secundarios pasen a tener importancia en el significado global. La opción 2a, que perseguiría cierta objetividad parece la más apropiada para el documentalista que se dispone a analizar la imagen para introducirla en un sistema documental. Esta es probablemente la competencia más importante para el documentalista que trabaja con fotografías.

La opción 2b, ciertamente subjetiva, se puede aplicar al ilustrador que escoge imágenes para crear nuevos documentos. Para analizar un documento es preciso conocerlo con detalle y eso implica una lectura inteligente del mismo. Fecha de la fotografía: (FEFOT): Campo con formato de fecha que indica con la mayor exactitud la fecha en que fue obtenida la fotografía original.

Puede ser una competencia efectivamente enciclopédica, de carácter general, pero en muchos casos será una competencia especializada: Es difícil trabajar con fotografías de la Guerra Civil española si no se sabe reconocer perfectamente a sus protagonistas, distinguir los uniformes, los lugares los acontecimientos. Esta competencia afecta al documentalista en el sentido de que en muchos casos esa proposición pasará a archivarse junto a la fotografía. En todo caso, este orden no es determinante puesto que define la percepción, no la importancia relativa de cada componente en el significado final de lo fotografiado.

El análisis documental es una operación que se realiza sobre los documentos pertenecientes a una determinada colección cuyo objetivo es obtener una representación de cada uno de ellos que permita encontrar y recuperar el documento de acuerdo con unos criterios previstos e informar sobre el mismo a través de un interfaz adecuado. La misma fotografía no será tratada igual en un banco de imágenes de carácter profesional que en la colección particular de un fotógrafo.

Ahora bien, en fotografía debemos ser conscientes de que nunca un texto va a expresar con suficiencia lo que la imagen traslada y, por ello, hay que constatar que las fichas documentales de fotografías no pueden remplazar a las propias fotos. Muchas veces se analiza una foto, especialmente si es de prensa, como una noticia escrita, atendiendo exclusivamente al contenido periodístico, perdiéndose, de esta forma, una parte del documento.